Mesas de centro

Mesas de centro funcionales

El salón es el punto neurálgico de cualquier hogar, y se convierte en el espacio predilecto para los momentos en familia o con amigos así como también nuestro lugar favorito para los momentos de relax de sofá, serie y manta.

 

La mesa de centro tiene un papel fundamental en este contexto, y es que se trata de un elemento de mobiliario muy versátil: es ideal para tomar tus aperitivos o montar una cena rápida, para echar una partida a tus juegos de mesa favoritos o sencillamente para servir como apoyo a otros elementos prácticos o decorativos, desde mandos de televisión hasta bonitos centros de mesa.

 

Las mesas de centro elevables son también de lo más funcionales, no solamente porque favorecen que las actividades mencionadas se desarrollen con mayor comodidad, sino porque además suelen ser mesas con espacio de almacenamiento “extra”: al elevarse el tablero superior se genera un hueco de entre 5 y 10 centímetros que resulta muy útil para guardar algunos libros, revistas o manteles, por ejemplo.

Elegir una mesa de centro

Es muy habitual ver en cualquier salón este tipo de mesas colocadas frente al sofá, hasta el punto de que su ausencia hace que el espacio parezca estar incompleto. Al ser uno de los elementos protagonistas, es clave encontrar una mesa de centro que siga el estilo decorativo del resto de la estancia: en Daui Home ofrecemos una cuidada selección de mesas de centro de diversos estilos decorativos, desde industrial y nórdico hasta mediterráneo o rustic chic, entre otros, para que encuentres aquella que mejor se adapte a tu hogar.

 

El espacio disponible y la distribución de tu salón serán también determinantes a la hora de comprar una mesa de centro: las mesas rectangulares y ovaladas son las más comunes y se adaptan con facilidad a la mayoría de los espacios, mientras que las mesas de centro cuadradas y rectangulares son perfectas para salones grandes con sofás colocados en “L” o enfrentados. Si tienes un salón comedor pequeño no dudes en hacerte con unas mesas nido, que suelen ir en sets de 2 o 3 en diferentes tamaños que hacen que encajen entre sí ocupando el mínimo espacio pero ofreciendo una mayor superficie cuando es necesario.

 

Si quieres aportar un toque más acogedor al conjunto, te recomendamos vestir este espacio con una alfombra grande que mantenga una buena proporción con el tamaño de la mesa y del sofá.