Espejos y cuadros

Mostrando 1–50 de 89 resultados

Espejo Kalena 51 cm

39,95 

Espejo de bambú Brienne 80 cm

79,95  69,95 

Espejo Kenia 80 cm

69,95 

Espejo dorado Helios 50 cm

26,95  22,95 

Espejo joyero Boho bronce

23,95  17,95 

Espejo joyero Boho dorado

23,95  17,95 

Espejo Nara 70 cm

54,95 

Espejo Samoa 55 cm

44,95 

Espejo Hiroko mediano

41,95  36,95 

Espejo Hiroko pequeño

35,95  31,95 

Espejo de bambú Kioto 45×30 cm

23,95  14,95 

Espejo Inoa 66 cm

49,95 

Espejo Kaori 70 cm

64,95  54,95 

Espejo Kuta 45×60 cm

56,95  49,95 

Espejo Loana

33,95  23,95 

Espejo Celine 55 cm

45,95  35,95 

Espejo Darla 50 cm

59,95  39,95 

Espejo Saona 50 cm

36,95 

Espejo de sobremesa Nira negro

11,95  5,95 

Espejo Kanohi

24,95  19,95 

Espejo Rose dorado

8,95 

Juego de 3 espejos Nirvana

17,95  14,95 

Cuadro ABC 45 x 60 cm

21,95  10,95 

Cuadro Ballerina 30 x 40 cm

11,95  7,95 

Espejos y cuadros para decorar paredes

Tanto los espejos como los cuadros se han convertido en elementos imprescindibles en la decoración de paredes de nuestros hogares. Gracias a los espejos podemos multiplicar la luz natural que penetra en cualquier estancia, mientras que los cuadros nos sirven para llenar de personalidad las paredes, pudiendo influir incluso en nuestro estado de ánimo.

Tipos de espejos

Existe una gran variedad de espejos que se adaptan a todo tipo de rincones. Los hay redondos, cuadrados, rectangulares, ovalados, con forma de gota… Además, algunos cuelgan de cuerdas y los materiales con los que se elaboran son de lo más variados. Podemos encontrar espejos de fibras naturales, metálicos, de madera, de resina, etc. En definitiva, podemos tener el espejo que queramos en el salón, en el recibidor, en el comedor o en el dormitorio.

Beneficios decorativos de los espejos

Los espejos tienen la gran virtud de llenar de vida y luminosidad cualquier rincón. Ayudan a lograr amplitud visual, están bendecidos por el Feng Shui, son muy vertátiles y se han convertido en una de las mejores opciones a la hora de vestir paredes. Sin duda, son piezas decorativas capaces de marcar tendencia sea cual sea el estilo decorativo que reina en casa.