Mostrando los 10 resultados

Decorar las paredes con cuadros

Los cuadros son una de las principales opciones para decorar las paredes, y es que la que la amplia variedad de estilos, tonalidades, tamaños y materiales disponibles hace que resulte tarea fácil encontrar aquellos diseños que mejor se adaptan al estilo y personalidad de la decoración de tu hogar.

Cuadros para todos los estilos

Ya sean láminas, lienzos impresos o lienzos pintados a mano, los cuadros son capaces de transmitir sensaciones y ayudan a crear ambientes relajados o, por el contrario, espacios más enfocados a fomentar la concentración o la creatividad. En este sentido, puedes comprar cuadros y láminas fotográficas con ilustraciones figurativas o abstractas o con frases inspiradoras ya sea en blanco y negro o a todo color.

Las láminas suelen ir acompañadas por bonitos marcos de madera con diferentes acabados, mientras que los lienzos decorativos pueden ir enmarcados o bien colocados directamente en la pared solo con el bastidor.

Composiciones con cuadros y portafotos

En esta misma línea, otra idea original para decorar la pared es hacer una bonita composición de cuadros y marcos, ya sea con ilustraciones o fotografías propias o artísticas. Si tu estilo de decoración es moderno y desenfadado, te recomendamos probar combinaciones con marcos de distintos tamaños y formas (cuadradas, rectangulares, etc.) en composiciones irregulares en la que los cuadros se encuentren a diferentes alturas, aunque siempre formando parte de un “todo”. ¡No dudes en plantear tus ideas primero sobre el papel!

Si tu estilo decorativo es más clásico, lo mejor es que coloques dos o tres piezas alineadas en horizontal o en vertical.

Apuestes por el estilo y el formato que apuestes, no lo dudes… ¡los cuadros y portafotos son imprescindibles para dar vida a tus paredes!