Como debes saber a estas alturas, el estilo nórdico es uno de los más populares en todo el mundo. Lleva ya unos años en la cresta de la ola y no parece que eso vaya a cambiar de la noche a la mañana. Y la verdad es que no nos extraña, ya que este tipo de decoración que nació en Finlandia, Noruega, Suecia y Dinamarca a principios del siglo XX enamora a cualquiera.

Uno de los elementos de estilo nórdico que puedes incorporar a la decoración de tu hogar son las mesas auxiliares, que cumplen con varias funciones que te pueden sacar de más de un apuro cuando no hay espacio suficiente para una mesa más grande.

salon-con-mesa-auxiliar-nordica

Características habituales de una mesa auxiliar de estilo nórdico

Estas piezas de mobiliario auxiliares suelen ser de madera cuando se fabrican pensando en ambientes nórdicos. No es casualidad, ya que es el material más utilizado por los diseñadores que siguen este estilo decorativo que transmite paz y tranquilidad. De hecho, siempre se prioriza lo natural, así que nunca encontrarás una mesa con semejante definición si está fabricada con otro material como por ejemplo el metal, que es más propio de ambientes industriales o vintage.

Si la madera es el material estrella, el blanco es el color que suele predominar. Lo puedes comprobar en dos de las mesas que te recomendamos al final de este artículo. Es una gran noticia que así sea porque eso permite maximizar la sensación de amplitud, algo especialmente importante cuando estamos hablando de pisos pequeños.

Otra característica de estas mesas auxiliares suelen ser sus acabados redondeados. Rara vez encontrarás líneas cuadriculadas, ya que en el abecé del buen diseñador especializado en estilo nórdico siempre está presente la idea de suavizar bordes y cantos. ¿Con qué objetivo? Con uno estético, claro está, ya que son más agradables a la vista y se integran mucho mejor en nuestro día a día.

MESAS AUXILIARES RECOMENDADAS