¿Tienes una caja de luz y no sabes qué mensajes poner? ¡A continuación vamos a ofrecerte un montón de ideas! Eso sí, deberás escoger el mensaje dependiendo del lugar donde esté la caja de luz.

Mensajes de amor

Sin duda, una de las mejores cosas que podemos hacer con una caja de luz es dejarle mensajes de amor bonitos a nuestra pareja: “Te quiero” en cualquier idioma, los nombres de ambos, “You make me happy”…

¿Tienes pensado pedirle que se case contigo? ¿Qué te parece hacerlo mediante una lightbox? Podrás hacerlo tanto en castellano (“¿Quieres casarte conmigo?”) como en inglés (“Will you marry me?”).

Da la bienvenida a tu hogar

Otra genial ideal es utilizar la lightbox en el recibidor de tu hogar. De esta manera, el mensaje que dejes será lo último que veas al salir de tu vivienda y lo primero que te reciba al llegar a ella. Puedes poner “Sweet Home”, “Have a lovely day”, “Happy home”, “Hi, welcome home”…

Sweet-Home-blog

Mensajes positivos

Por supuesto, también puedes aprovechar tu lightbox para llenar tu día de positividad a través de mensajes optimistas: “Be Strong”, “Hoy será un gran día”, “Sweet dreams”, “Live, love, laugh”, “Vive, ama, sueña”, “Fun never sleeps”…

Planes o eventos

También puedes utilizar tu caja de luz como recordatorio de futuros planes. Por ejemplo, puedes poner “Próxima parada” seguido de tu siguiente destino. Por supuesto, puedes indicar la época del año en la que estás con mensajes como “Feliz Navidad”, “Santa is coming”, “Halloween”, “Happy birthday to you”, “Time to party”, “Feliz verano”, “Spring is in the air”…

También puedes cambiar el mensaje dependiendo del momento del día: “Buenos días”, “Buenas noches”, “It’s coffee o’clock”…

En la habitación infantil

Aunque podrás colocar la caja de luz en cualquier estancia de tu hogar, debes saber que este tipo de elementos decorativos quedan especialmente bien en habitaciones infantiles. En ellas puedes poner mensajes tiernos, divertidos o que despierten la imaginación: “Little princess”, “Hasta el infinito y más allá”, “Big hero”, “Smile baby”, “My little baby”… Si el niño es lo suficientemente grande como para decidir, puedes animarle a que escoja sus propias frases.

PRODUCTOS RECOMENDADOS