El estilo nórdico sigue siendo uno de los más demandados a la hora de decorar. La suave combinación de la madera y el blanco hace que sea uno de los preferidos en todo el mundo, motivo por el cual no cuesta encontrar productos con los que crear un ambiente scandi.

¿Un ejemplo? Las lámparas, que son capaces de atesorar toda la esencia del estilo escandinavo con sutileza y elegancia. Y si encima somos capaces de encontrarlas a buen precio, ¿qué más se puede pedir?

Lámparas de escritorio

lamparas-de-escritorio-estilo-scandi
Las tres lámparas que se muestran sobre estas palabras son de un estilo nórdico inconfundible. Empezando por la izquierda, la primera te permite jugar con la altura de la bombilla para enfocar con facilidad cualquier punto en una mesa de escritorio o en un rincón de lectura.

La segunda, bastante similar, no permite tanto juego, pero tiene un diseño muy sofisticado que le permite brillar en cualquier mesa de trabajo.

Por último, la tercera de las lámparas añade un toque de glamour por las partes que tiene en dorado, un acabado que se lleva mejor de lo que pensamos con el blanco y que sirve para dar vida a espacios que fusionan la simplicidad con el lujo con delicadeza.

Lámparas de sobremesa

lamparas-de-sobremesa-estilo-nordico
Este otro trío tampoco tiene desperdicio. Empezando por la izquierda, la lámpara de sobremesa Norway lleva el estilo nórdico hasta en el nombre. Tiene tres patas de madera con la parte superior en blanco, que es el mismo color que vemos en la pantalla.

La segunda lámpara es muy parecida a la que acabamos de describir, solo que tiene un tamaño algo más grande y no está tan pensada para una mesita de noche, sino que es más bien para ir encima de otros muebles más grandes.

La tercera lámpara de sobremesa que queremos destacar es otra acaparadora de piropos. También tiene tres patas de madera, pero en este caso se aprecia que la parte inferior está pintada de color blanco, que es el mismo que se ve en la pantalla.

Lámparas de techo

lamparas-de-techo-estilo-scandi
En este apartado hay dos lámparas de techo que no se parecen en nada. La que está a la izquierda va muy en la línea de las que hemos visto hasta ahora. Es de metal y luce una pieza de madera en la parte que une el cable con la lámpara que hace que sea nórdica por constitución.

La otra lámpara es mucho más alternativa, más moderna por decirlo de alguna forma. Se trata de una bombilla suspendida que cuenta con un cilindro de mármol que permite que se pueda enroscar. El mármol, como material que vuelve a estar de moda, es otro de los que puede dejarse ver en esta clase de ambientes que no solo aceptan la madera.

LÁMPARAS RECOMENDADAS

Lámpara de sobremesa Svana

22,95  17,95 

Lámpara Quattro

44,95 

Lámpara Stilo

44,95 

Lámpara Tromso

44,95  32,95