¿Alguien pone en duda el color rosa a la hora de decorar? Es de esos colores que nunca pasan de moda, que siempre son tendencia porque son capaces de reinventarse. Esto es así porque transmiten dulzura, elegancia, calidez y serenidad, por no hablar de la dosis de romanticismo con la que puedes impregnar cualquier estancia de tu hogar.

En este artículo te hablaremos sobre sus aplicaciones y los distintos tonos que puedes elegir para darle el protagonismo que se merece. ¿Nos acompañas?

Del rosa pálido al rosa pastel, pasando por el rosa púrpura

En función de cuál sea tu objetivo a la hora de decorar, tendrás que elegir un tono de rosa u otro. Por ejemplo, el rosa pálido es ideal para habitaciones pequeñas por su luminosidad, mientras que el rosa pastel tiene la virtud de ser suave y sutil, algo que explica por qué está tan presente en tantas habitaciones infantiles. El rosa púrpura, por su parte, es el aliado de los textiles y otros complementos decorativos al acabar con la monotonía de aquellos ambientes en los que predominan los tonos neutros.

decoracion-rosa

Rosa + gris: la combinación ganadora

Como es lógico, por mucho que te guste el rosa no vas a inundar tu habitación de dicho color. Vas a apoyarte en otros colores como el gris, que en este caso es especialmente recomendable por el resultado que se puede lograr. Ambos, cuando están juntos, nos permiten hablar de serenidad y romanticismo, así que no es de extrañar que sea una de las combinaciones preferidas para un dormitorio.

El verde también se lleva bien con el rosa

Si hay otro color que nos encanta combinar con el rosa, ése es sin duda alguna el verde. Puede parecer que son dos colores que no tienen nada que ver, pero lo cierto es que logran transmitir naturalidad con una facilidad pasmosa. Lo más habitual es recurrir a los textiles para combinarlos.

El rosa y los demás

El rosa es un color que se lleva bastante bien con el resto de colores. De ahí que podamos plantearnos la posibilidad de recurrir a la regla 60/30/10 decidiendo si queremos que sea el 60, el 30 o el 10%. Por ejemplo, en un ambiente mediterráneo y romántico a la vez puede compartir espacio con el blanco y el turquesa.

dormitorio-rosa

Rosa en las paredes

Para pintar una pared de rosa hay que tener las cosas muy claras. Debe ser un color de nuestro agrado y hay que elegir un tono que sea lo suficientemente luminoso como para que se aproveche la luz natural que entra por las ventanas. Además, hay que tener cuidado con los rosas llamativos, ya que es fácil cansarse de ellos. Una buena idea es la de elegir un papel pintado de color rosa palo con flores con el que obtienes un look vintage de lo más bucólico.

Rosa en pequeñas dosis

Decorar en rosa no implica decorar toda una habitación con el mismo color. Puede que solo te interese en pequeñas pinceladas, y en ese sentido debo decirte que estás de enhorabuena porque hay infinidad de productos con los que sumar todas sus virtudes sin acaparar demasiado protagonismo. Un jarrón, un plaid, una vela, un cojín… Tú eliges esa dosis de rosa con la que quieres impregnar un espacio.

PRODUCTOS DE COLOR ROSA RECOMENDADOS

Cojín Boho rosa

12,95 

Cojín Hana rosa

15,95 

Cojín Kol rosa

12,95 

Cojín rosa

12,95 

Puf Audrey rosa

49,95