Decorar con fotografías es la mejor manera de llenar de alegría tu hogar, y es que no hay nada como tener presentes algunos de los momentos más felices de nuestra vida así como a esas personas a las que adoramos.

Formatos e ideas hay muchas, de eso no cabe duda. Tu gusto y estilo, el espacio del que dispones y el presupuesto determinarán con cuál te quedas 😊

Enmarcadas y colgadas en la pared

Es un clásico, sí, pero de esos que nunca fallan. Si quieres desmarcarte un poco del formato tradicional con las fotos perfectamente alineadas, prueba a crear una composición de varios cuadros de diferentes tamaños, materiales y colores y a diferentes alturas.

Pegadas sobre la pared

Es una idea muy económica y probablemente una de las más originales, y es que fácilmente podrás dar forma al conjunto de fotos (con formas asimétricas, perfectamente alineadas creando un cuadrado o rectángulo… ¡y hasta con forma de corazón!) y cambiarlo cada vez que te apetezca.

Colgadas de una (o varias) cuerdas

Puede ser una cinta, una cuerda y hasta un cable con luces LED, lo que le dará un toque todavía más encantador. Solo tienes que comprar unas pequeñas pinzas, colgar las fotos y… voilà!

En una rejilla

Además de estar de moda, las rejillas te darán la posibilidad de cambiar las fotos tantas veces como quieras y son tan fáciles de mover que podrás moverlas de un lugar a otro de casa sin dificultades. Puedes utilizar clips o pinzas para colgar las fotos.

Sobre una balda o estantería

Fotos enmarcadas sí, pero esta vez sin colgarlas de la pared. Es una propuesta moderna y desenfadada que una vez más te dará mucho juego en la decoración, y es que es ideal para combinar con otros elementos decorativos.

Recuerda que puedes jugar con el formato(ya sea tamaño, con o sin margen blanco, impresión de estilo retro estilo Polaroid) y con el color de las fotografías(a todo color, blanco y negro, sepia, blanco y negro con un toque de color…) según el efecto que quieras crear.

Asimismo, te recomendamos plantear la introducción de otros elementos de decoración para dar dinamismo y originalidad al ambiente: letras decorativas, espejos, tapices… ¡seguro que se te ocurren un montón de ideas!