A much@s nos encantaría dar la vuelta a la decoración de nuestro hogar, o al menos a parte de él, como mínimo una vez cada tres o cuatro años. Las nuevas tendencias logran encandilarnos con facilidad y, de repente, ese estilo decorativo por el que nos habíamos decantado tiempo atrás nos parece desfasado… pero claro, parece de locos volver a realizar toda la inversión económica que conlleva una reforma. ¿La solución? Reformar sin hacer obras.

Cuidado, que esto no significa que todo vaya a ser coser y cantar. Reformar sin hacer obras requiere creatividad, ser un buen “manitas” (o, en todo caso, tener a alguien cerca que lo sea) y, sobre todo, dedicarle tiempo y cariño.
Leer más “Reformar tu hogar sin hacer obras”