El problema del espacio es un problema real en muchos hogares. Incluso los que sobrepasan los 100 metros cuadrados de extensión tienen dificultades para dar cabida a todo aquello que necesitamos para vivir con comodidad, sobre todo si hay niños en casa.

El salón es una de las zonas donde más tiempo pasamos y normalmente es de las más grandes del hogar, pero eso no significa que esté a salvo de quedarse pequeño. Por suerte hay una serie de consejos que puedes poner en práctica para ganar espacio real y visual. ¿Te apetece conocerlos?

mujer-en-el-salon-con-un-perro

Utiliza muebles multifuncionales

Los muebles multifuncionales son aquellos que son capaces de realizar más de una función a la vez. ¿Un ejemplo? Las mesas de centro y los sofás que tienen espacio de almacenamiento para guardar revistas, mandos a distancia y otros objetos que no ocupan demasiado espacio. Rodéate de ellos y no tendrás que comprar tantas piezas de mobiliario como creías.

Colores

Esta es una ganancia visual, no real. Por increíble que parezca, el hecho de pasar de una decoración con colores oscuros a una decoración con colores claros puede hacer que tengamos la percepción de haber ampliado el salón.

Los tonos neutros son los más populares, siendo el blanco el color estrella por la luminosidad que es capaz de aportar. Además, hoy en día no es como antes, que solo había un tono de blanco. En la actualidad hay diferentes blancos, como por ejemplo el crema, el marfil, el grisáceo, el roto… Son tonalidades que en ocasiones te ayudan a presumir de un salón de tendencia.

Adiós a las barreras

Los separadores de ambientes son muy útiles. Lo malo es que no nos permiten disfrutar de un salón lo suficientemente diáfano como para permitir que la luz natural fluya libremente. En ese sentido te animamos a eliminar cualquier tipo de barreras como pueden ser los biombos o las estanterías que delimitan el salón y el comedor. De hecho, hasta puedes comprar sillas y mesas transparentes con el objetivo de no restar espacio visual.

Muebles auxiliares

De la misma forma que los muebles multifuncionales son muy prácticos, también hay que destacar el papel que juegan los muebles auxiliares, ya que ocupan menos espacio y se adaptan a cualquier tipo de salón. Lo mismo se puede decir de los muebles modulares, que te permiten modificar su forma para ajustarse a las necesidades del momento.

mesas-del-salon

Luz natural

Tu salón parecerá más grande si dejas que la luz natural brille con luz propia. Para ello hay que despejar las puertas y las ventanas. Las puertas correderas son muy útiles en ese sentido, mientras que en las ventanas hay que hacer todo lo posible por colgar cortinas de tejidos vaporosos. El lino y el algodón dejan pasar la luz preservando la intimidad, así que son bastante recomendables.

Orden y limpieza

Si tu casa es un caos el salón parecerá más pequeño de lo que es. Decora con lo imprescindible y no permitas que haya rincones demasiado recargados. Saca partido a las estanterías y a complementos decorativos como las cestas para mantener el orden.

Estilos decorativos

Recuerda que hay estilos decorativos que ayudan a maximizar espacios. El minimalista es el número uno gracias a su leitmotiv: “menos es más“. En ese sentido, el estilo nórdico también puede venir muy bien por compartir algunas de las características del minimalismo. De hecho, cualquier estilo se puede adaptar a la sencillez que requiere un salón en el que se busca aprovechar el espacio al máximo.

PRODUCTOS RECOMENDADOS