Hogar, dulce hogar… esa es la frase que a la mayoría se nos viene a la cabeza cuando llegamos a casa, agotados por el ajetreado día, y nos damos un momento de tregua en el sofá o tomando una copa de vino mientras preparamos la cena.

Pero más allá del “momento relax” está el espacio en el que éste se desarrolla, esa atmósfera que ha logrado que una simple casa se haya convertido en nuestro hogar, ese que nos llena de buenas sensaciones y recuerdos. Y aunque para algunos pueda resultar secundario, lo cierto es que el mimo que ponemos en cuidar esta atmósfera y en conseguir un hogar relajante tiene un papel fundamental en nuestro bienestar.

¿Cuáles son las claves para lograrlo? Decoración y organización.

conseguir hogar relajante

Aunque probablemente podríamos desarrollar mil y un puntos más, he aquí algunos de los consejos básicos para lograrlo:

– Colores recomendados: Dicen que “para gustos los colores” y, aunque estamos de acuerdo, también es cierto que los tonos claros y neutros (blanco, beige, gris perla, tostado…), especialmente en grandes superficies como paredes, puertas o cortinas, ayudan a crear espacios más luminosos y relajantes. Si optas por estampados en cualquiera de estos elementos, procura que no sea en colores ni diseños demasiado estridentes.

– Elementos decorativos: Elementos como las velas, portavelas, mantas y plaids, entre otros, nos recuerdan esos momentos idílicos de desconexión y con ello traerán esa sensación de paz que tanto ansiamos, mientras que otros como los jarrones o maceteros decorados por flores y plantas llenarán nuestro hogar de frescura y naturalidad dándole un aire muy relajante. Decorar con fibras naturales o madera así como con elementos inspirados en la naturaleza es también una buena idea.

Las texturas también son una fuente de sensaciones muy importante: apuesta por tejidos que te gusten visualmente y que te resulten agradables al tacto.

jarrones con flores

– Tu hogar, a tu gusto: Aunque un complemento decorativo pueda ser bonito, si no te encanta o si no lo has creado o comprado con ilusión es posible que no aporte demasiado a tu espacio; mirar a tu alrededor y encontrar elementos que tienen un significado para ti o que te siguen enamorando al verlas inevitablemente te traerá buenas vibraciones y te recordará que ya estás en casa: es hora de desconectar y dejar descansar a cuerpo y mente. Así que, si no te convence, no lo acumules en casa… probablemente habrá alguien que estará encantado de heredarlo.

Simplicidad: Los espacios visualmente recargados no son buenos amigos de los ambientes relajantes, así que en este caso podemos hacer caso de esa frase de “menos es más”. Aunque tratándose de decorar nuestro “oasis” a veces es inevitable comprar o crear cosas que nos encantan, no es necesario que lo utilicemos todo a la vez: puedes ir cambiando algunos elementos de la decoración cada pocos meses y guardar otros para recuperarlos después. Y esto nos lleva precisamente al siguiente punto: la organización.

decoracion salon

Organización: Sí, el desorden es inevitable en el día a día. Sin embargo si cada cosa tiene su lugar, un sitio en el que ser guardado, después será muchísimo más fácil recoger y mantener el orden. En este sentido, algunos elementos muy prácticos son los organizadores (cestas, cajas, etc.), percheros y baúles. Las camas y los sofás con canapé son ideales para guardar aquellas cosas que necesitamos de forma puntual o de temporada en temporada.

Pon estos consejos en práctica y no lo olvides: ¡no encontrarás en el mundo un mejor lugar para relajarte que tu propio hogar!

Fotos (según orden de aparición): Daniil Silantev; Maarten Deckers; Ian Dooley

PRODUCTOS RECOMENDADOS

Bandeja vaciabolsillos Skatt

9,95  7,95 

Cesta de algodón Adisa

30,95  26,95 

Cesta de algodón Alika

32,95  28,95 

Jarrón Elegance

15,95 

Jarrón Kanter

12,95  10,95 

Puf Mir

46,95