La adolescencia y la juventud son una de las etapas más importantes en la vida de cualquier persona, un paso más hacia la vida adulta y una revolución en muchos aspectos que como madres y padres debemos saber acompañar.

Desde el punto de vista del diseño de interiores debemos dar a nuestros hijos e hijas la oportunidad de crear o “cocrear” (es decir, crear conjuntamente) con nosotras/os su propio espacio, siempre ayudándoles a plantearlo estratégicamente y con una mirada muy práctica. ¿Qué cosas debemos tener en cuenta? A continuación te dejamos algunas de las claves:

La decoración, a su cargo

Da prioridad a sus gustos… ¡de poco servirá que intentes resistirte! Si tiene un hobby, ya sea la acuarela, la música, el deporte o los videojuegos, intenta que este sea el elemento que inspire la decoración del dormitorio juvenil: desde sus colores protagonistas hasta la decoración de pared o los textiles, por ejemplo.

Elección de los colores básicos

En relación con lo anteriormente comentado, te recomendamos que apuestes por los tonos neutros en la “base” (paredes, muebles, etc.) para que sea él o ella quien pueda darle la nota de color.

Para las paredes, escoge un color neutro y claro como por ejemplo el blanco. Para otros elementos de gran tamaño como los muebles añade un segundo y/o tercer color como puede ser el blanco (en caso de que la pared sea de un tono distinto), la madera clara de tono pino, roble claro o haya, por ejemplo, o un tono gris o negro. Si a tu hijo/a le gusta el estilo boho, quizá puedas introducir en su dormitorio la tendencia de los muebles y decoración de fibras naturales en elementos como el cabecero o las estanterías, por ejemplo.

El espacio de almacenamiento es clave

Mantener un dormitorio juvenil ordenado puede parecer misión imposible. Lo que sí que está en nuestra mano es facilitarles (y facilitarnos) esta tarea gracias a muebles con capacidad de almacenamiento: desde camas con espacio de almacenamiento como cajoneras, pequeños armarios o estanterías para organizar sus zapatos y zapatillas, libros, etc. o grandes armarios hasta estanterías y baldas en la pared.

También puede ser muy práctico comprar una cama individual con cama de arrastre inferior, ya que en esta época de sus vidas puede que a menudo traigan a alguno de sus amigos/as a dormir. Además, en el futuro siempre podrás utilizarlo como espacio de almacenamiento adicional.

Accesorios de organización como las cajas y los cestos y cestas son también grandes aliados para que puedan mantener el espacio despejado a la vista.

Los imprescindibles

Una cama cómoda

Asegúrate de que el colchón es de su gusto y de que tiene un tamaño apropiado para el buen descanso de tu hijo/a. Si es corpulento/a, quizá puedas plantearte comprar una cama de tamaño 105-115 cm.

Como decíamos, las camas con espacio de almacenamiento son perfectas para dar cabida a todas sus cosas.

La mesa de escritorio

El lugar para estudiar, trabajar o practicar alguno de sus hobbies. En el mercado encontrarás un montón de escritorios bonitos y prácticos a buen precio, desde modelos sencillos hasta escritorios con cajones y estantes para mantener el espacio más ordenado.

Iluminación

Facilita la entrada de la luz natural gracias a cortinas o estores de colores claros y, si puedes, multiplícala con un espejo colocado estratégicamente en algún lugar que refleje esta luz natural.

En cuanto a la iluminación artificial, necesitas por supuesto un punto de luz general en el techo y otros secundarios en la mesa de escritorio (lámpara flexo o similar) y junto a la cama, con el fin de que no les falte este refuerzo cuando deban estudiar o leer. También es buena idea tener alguna colocar alguna lamparita para la iluminación ambiental, más cálida, para sus momentos de relax en el dormitorio.

Y recuerda, decorar su dormitorio es una gran oportunidad para hacer un proyecto juntos/as… ¡déjale tomar partido y disfruta del proceso!

Muebles recomendados

Cómoda Scandi

157,95 

Cama nido Scandi

249,95 

Escritorio Scandi

144,95