¿Sabías que la decoración de tu hogar está estrechamente relacionada con tu estado de ánimo? Y es que absolutamente cualquier ambiente y cualquier espacio tiene la capacidad de transmitirnos sensaciones que pueden favorecer en que nos sintamos más relajados, optimistas y alegres, o por el contrario más estresados y pesimistas, por ejemplo.

Pero, ¿qué factores debemos tener en cuenta?

La luz siempre es clave

La luz natural es fuente de alegría y optimismo, por lo que debes potenciarla al máximo gracias a grandes ventanales y a cortinas de materiales frescos y tonos claros que dejen pasar la luz, entre otros. En casas y pisos con poca luz natural, los espejos colocados en zonas estratégicas son grandes aliados ya que gracias a su reflejo permitirán que se la luz natural se multiplique como por arte de magia.

En cuanto a la luz artificial, es importante tener en cuenta el uso que se dará a cada estancia de tu hogar para elegir mejor el tipo de iluminación. Te recomendamos leer nuestro post con las claves para crear una buena iluminación en tu hogar.

Las tonalidades empleadas

Los colores que escojas, especialmente los que se utilizan para grandes superficies como puertas, paredes o cortinas, tendrán un papel clave en las sensaciones que transmitirá tu hogar. Por poner un ejemplo, colores cálidos como los tonos tierra generarán ambientes muy acogedores, mientras que los blancos transmitirán una agradable sensación de frescura y limpieza a pesar de tratarse de colores más fríos.

Si te gustan los colores más alegres e intensos, te recomendamos utilizarlos de forma parcial (solo en alguna pared, por ejemplo) o en elementos decorativos de menor tamaño como cojines, decoración o ropa de cama o de mesa.

Decoración con significado

Rodearte de objetos que te inspiran o que te traen buenos recuerdos es una gran idea para sacarte siempre una sonrisa. Las fotografías con tus seres queridos, los recuerdos comprados en tus viajes, los letreros o elementos decorativos con mensaje (“Love”, “Smile”, “Live love laugh”, etc.) o sencillamente una pieza decorativa de la que te enamoraste son algunas magníficas ideas.

El orden y la limpieza

Un hogar ordenado y limpio es un hogar armónico que invita a la relajación. Por ello debes garantizar que todas las estancias cuenten con accesorios para la organización que te hagan esta tarea más fácil:

– Cajas decorativas: Las cajas de madera o de fibras naturales de tamaño pequeño o mediano son ideales para decorar tu hogar a la vez que lo organizas. Puedes ponerlas sobre cualquier mueble y guardar en ellas objetos que suelen quedar siempre en medio como los mandos de televisión, las llaves en la entrada o tus accesorios, por ejemplo.

– Cajas para almacenamiento: Suelen ser más grandes y funcionales que las anteriormente mencionadas y son ideales para organizar baldas y el interior del armario. Aunque puedes encontrar diseños realmente bonitos, el aspecto estético queda en este caso en un segundo plano.

– Cestos y cestas de fibras naturales o de algodón: Perfectas para guardar plaids y mantas, juguetes o tus lanas de tejer cuando no los estás utilizando. Además, ¡son muy decorativas!

Los colgadores de pared o de puerta y los percheros verticales son también grandes aliados para mantener tu casa más ordenada.

Para acabar, no olvides colocar algunas plantas y velas aromáticas o mikados.

Productos recomendados

Cesta Nature

15,95 

Cesta Leya gris

4,95 

Cesta Leya azul

4,95 

Cesta Leya rosa

4,95