Si tuvieras que definir tus principales prioridades a la hora de amueblar y decorar tu hogar, ¿cuáles serían? Aunque no podemos leerte la mente en este preciso instante, apostamos por dos que seguro se te han pasado por la cabeza: por una parte lograr que tu casa sea práctica y, por otra, que sea confortable y acogedora para darte esa paz que necesitas al pasar el umbral de la entrada.

¿Y qué necesitas exactamente para conseguirlo? Aquí te dejamos algunas claves que no puedes pasar por alto.

Contar con una buena base

El desorden, la suciedad localizada o esos desperfectos pendientes de arreglar pueden hacer que no te sientas 100% a gusto en casa. Cosas tan sencillas como mantener las paredes, puertas y ventanas limpias o los armarios organizados van a lograr que sientas tu espacio más agradable y acogedor. Tranquilx, no desesperes… ¡Roma no se construyó en un día! Ponte uno o dos objetivos semanales y ves cumpliéndolos poco a poco, ¡verás que satisfactorio resulta ver el cambio!

Elementos clave para organizar tu casa

Como decíamos, es difícil sentirse en paz cuando en nuestro alrededor reina el caos. Coger el buen hábito de recoger en el día a día es sin duda fundamental, pero para ello también tienes que contar con dos básicos: por un lado, muebles con espacio de almacenamiento como cajoneras, cómodas, aparadores, estanterías, librerías o armarios que permitan que cada elemento tenga su lugar; por el otro, accesorios para mantener el orden como cajas, bandejas organizadoras o cestos que faciliten esta labor.

Muebles prácticos y multifuncionales

En la línea de lo anterior cabe valorar las ventajas de comprar muebles multifuncionales que, como su nombre indica, pueden cumplir varias funciones a la vez. Algunos de los ejemplos más habituales son las camas nido, con cajones o con canapé, las mesas de centro elevables que ofrecen espacio de almacenamiento bajo el tablero o las mesas de comedor extensibles, que en ocasiones incluso pueden pasar del tamaño de un escritorio hasta más de dos metros para que puedas recibir cómodamente a tus comensales… ¡impresionante!

Textiles que te acogen

Cojines, cortinas, plaids, alfombras, ropa de cama… Independientemente de la época del año, los textiles son uno de los elementos primordiales para conseguir una casa más acogedora. Apuesta por tonos claros y tejidos frescos como el algodón o el lino en las épocas más calurosas del año, y disfruta de los tejidos suaves, mullidos y gustosos como el terciopelo, el punto, el tricot o la piel o pelo sintético en tonos más cálidos (tonos marrones y tierra, ocres, granates…) durante el otoño y el invierno. En esta época del año puedes dar el protagonismo a estampados con encanto como el de cuadros escoceses o tartán.

El poder de los pequeños detalles

Cuadros que visten las paredes, plantas naturales o artificiales, libros, velas y portavelas, guirnaldas de luz o lámparas de sobremesa, entre muchos otros complementos decorativos, acabarán de poner la guinda a este hogar tan cozy que estás creando.

Muebles recomendados

Armario para salón Henan blanco

209,95 

Aparador Scandi

166,95 

Aparador Luna

188,95 

Aparador Bella

154,95 

Aparador Chiara

223,95 

Mesa extensible Lahti 90 x 54-239 cm

249,95