¿Cómo es el salón de tus sueños? Seguramente te lo habrás preguntado en más de una ocasión, aunque la respuesta no es tan fácil de encontrar. O tienes las cosas muy claras, o recurres a la inspiración a través de revistas de decoración o en las redes sociales, donde empresas e influencers publican fotografías que despiertan nuestro lado más creativo.

Por si andas falto de ideas y quieres estar orgullos@ de tu salón, te recomiendo que no te pierdas nada de lo que te vamos a contar a continuación, ya que compartimos una serie de ideas que pueden hacer que se convierta en la estancia más bonita de tu hogar. ¿Empezamos?

1- ¡Minimalismo al poder!

Rendirse a las bondades del minimalismo tiene muchas ventajas. Tal vez la más destacable es la que nos lleva a hablar del orden, puesto que el hecho de prescindir de objetos innecesarios nos facilita las cosas a la hora de mantener el salón ordenado. Además, no hay que olvidar que gracias al minimalismo la luz natural puede fluir con facilidad, ya que eliminamos barreras innecesarias. En cuanto muebles, las líneas suaves y sencillas deben acaparar todo el protagonismo, algo que también podemos aplicar a complementos decorativos y lámparas.

butaca-en-el-salon

2- Bonito, sí, pero también funcional

Que tu salón sea el más bonito del mundo mundial es algo que deberías celebrar. Eso sí, antes de pensar en las fotografías que harás desde todos los ángulos para mostrarlo al mundo, piensa en lo funcional que será con esa decoración que tienes en mente. Y no solo con la decoración, sino también con la distribución.

Para llegar a la mejor combinación de estética y funcionalidad tendrás que pensar en las tareas del día a día. ¿Para qué quieres el salón? ¿Para tumbarte en el sofá mientras ves tu serie favorita y poco más? En ese caso todo girará en torno a la televisión y el sofá. Sin embargo, si el salón va a ser un punto de reunión con amigos y familiares también deberías prestar atención a la longitud y la forma de la mesa de centro, cuyas características también son importantes. ¿O acaso no valoras que se despliegue para que puedas cenar sin lucir una chepa como la del jorobado de Notre Dame?

3- Cojines que marcan la diferencia

Hay complementos y complementos. Que los cojines sean de los más populares no es casualidad. Nos gusta comprar cojines porque son capaces de transformar cualquier espacio, y eso es algo que se percibe en el salón. Ya publicamos un artículo con ideas para decorar con cojines, así que te recomendamos echarle un vistazo antes de comprar los que van a vivir en el sofá de tu “nuevo” salón.

salon-con-cojines

4- Un toque muy personal

Nos encanta utilizar las redes sociales y el blog de Daui Home para ofrecerte ideas y generar esa inspiración de la que hablábamos en el párrafo introductorio. Sin embargo, somos partidarios de que cada hogar tenga su toque personal, una pincelada de originalidad de cosecha propia que hace que uno sienta que es su casa, que no es un calco de la que ha visto en una revista de decoración y que no hay otra igual en el planeta.

Para el salón, que es la estancia que probablemente ofrezca más facilidades a la hora de dar rienda suelta a la creatividad, tienes infinidad de posibilidades a tu alcance. Una que nunca falla, y que hace que te sientas muy a gusto, es la de colocar fotografías de la familia. Elige las más divertidas y memorables para después mostrarlas como tú quieras (en un cuadro, en un marco colocado sobre un mueble, en una guirnalda con fotos Instax…).

5- Espacio de almacenamiento donde menos lo esperas

¡Que levante la mano quien va sobrado de espacio en su casa! Creo que pocos la habréis levantado, ya que los pisos de hoy en día suelen ser más bien pequeños y cada vez queremos guardar más cosas. Por eso, y porque a uno le gusta que todo esté siempre ordenado, hay que ingeniárselas sacando partido de los metros cuadrados disponibles. En el salón, por ejemplo, no es mala idea valerse de soluciones ingeniosas que amplían las posibilidades que nos ofrecen las estanterías o el típico mueble del televisor que está compuesto por varios módulos.

Hay pufs que se abren para guardar pequeños objetos, mesas auxiliares que permiten almacenar textiles como plaids y cojines, librerías que sirven para separar el salón del comedor, mesas nido… Por falta de opciones no será, ¡desde luego!

salon-con-una-pared-de-ladrillo

6- La elección del color

Para gustos colores, ¿verdad? Es el típico refrán al que recurrimos cuando dos personas tienen gustos completamente opuestos y nos cuesta entender el porqué. Estoy convencido de que para el salón habrás pensado en muchos colores que son de tu agrado, aunque por desgracia uno no siempre puede elegir su color favorito. ¿Por qué? Pues porque hay que pensar en el resto de la decoración y en lo que más le conviene a esa zona de tu hogar en la que vas a pasar tantas horas.

Si el salón es pequeño y la luz natural escasea durante buena parte del día, el color que elijas debería ser como mínimo claro. Dicho esto, también hay que destacar que los tonos neutros son una buena base con la que pintar las paredes, ya que combinan con un gran abanico de colores que podemos incorporar en pequeñas dosis. El blanco es el color más popular y el menos arriesgado de todos, si bien es cierto que para algunos puede llegar a ser aburrido. Eso sí, existen distintas tonalidades de blanco que hacen que no tengamos la obligación de irnos al blanco puro de toda la vida. El blanco hueso, por ejemplo, es una alternativa muy interesante.

7- Súbete al carro de las tendencias

Si quieres que tu salón sea lo más de lo más, no puedes vivir de básicos toda la vida. Estamos de acuerdo en lo de que siempre quedan bien y es bueno que haya cierta atemporalidad para no tener que ir cambiando la decoración cada dos por tres, pero creo que hay que atreverse a dar un paso al frente dejándose seducir por las tendencias. Eso sí, tampoco te vuelvas loc@ porque éstas pueden ser muy pasajeras y no es lo mismo cambiar dos o tres complementos decorativos que renovar el salón de arriba abajo. Todo en su justa medida y sin correr el riesgo de arrepentirse a los cuatro días.

salon-tendencias

8- Luz natural… ¡y artificial!

A estas alturas habrás escuchado mil veces que la luz natural tiene toda la prioridad a la hora de iluminar tu piso. No hay nada más cierto, pero también es verdad que no todo el mundo tiene la suerte de tener un piso con una orientación perfecta y sin un solo edificio que pueda interponerse entre el sol y tu salón. Por eso, y porque hay lámparas preciosas, hay que dedicar tiempo a la iluminación artificial. Lógicamente, el objetivo es iluminar todo el salón, y para ello no basta con plantar una lámpara de techo enorme. Lo más recomendable es valerse de pequeños puntos de luz con los que iluminar zonas concretas y con una intensidad distinta. Por ejemplo, una lámpara de pie al lado del sofá para cuando uno se sienta a leer.

9- Una alfombra para crear una división

Dividir el salón y el comedor es algo bastante habitual. ¿Cómo lograrlo? Eso es algo que admite varias respuestas, así que elegir una u otra dependerá no solo de tus gustos personales, sino también de las características de tu casa. Por ejemplo, en un salón al que le llega poca luz natural no es bueno crear una división utilizando una estantería de gran tamaño, ya que con ello no estaremos contribuyendo a crear un ambiente diáfano, que es lo que más nos interesa. En esos casos no hay nada como comprar una alfombra con la que crear esa división, pudiendo utilizar una para cada estancia.

alfombra-en-el-salon

10- Que no falte imaginación

Por muchos artículos como este que hayas leído o que vayas a leer en los próximos días, te aseguro que no todas las ideas son buenas y ni siquiera son válidas para cualquier salón. Por eso, para que sepas que la solución puede estar en tu cabeza, te animo a despertar tu lado más ingenioso, que es el que te puede llevar a decorar tu salón de forma original y auténtica, basándote en tus gustos y necesidades, que al fin y al cabo es lo más importante cuando uno se plantea decorar.

Artículo recomendado: 5 errores a evitar en la decoración del salón

PRODUCTOS RECOMENDADOS PARA EL SALÓN

Alfombra de rombos Nuru 120×180 cm

114,95  99,95 

Cactus de madera con flores rojas

9,95  4,95 

Cesta de algodón Adisa

30,95  26,95 

Cesta de algodón Alika

32,95  28,95 

Cesta de algodón con flecos Berber

24,95  21,95 

Cojín Dream blanco

12,95  9,95 

Cojín Dream rosa

12,95  8,95 

Cojín Estels rosa

14,95 

Cojín Heart

14,95  10,95 

Cojín Moments

10,95  7,95 

Letras Home

14,50  11,95 

Letras Love

14,50  11,95 

Manta Estels gris

24,95  19,95 

Manta Estels rosa

24,95  19,95 

Plaid algodón Lancia marrón

13,95  11,95 

Portavelas Aura

11,95  8,95 

Puf Mir

46,95 

Puf Nature

54,95 

Tapiz de macramé Nature

19,95  17,95